Confirmación

A tener en cuenta para solicitar el sacramento de la Confirmación

  • Con el Bautismo y la Eucaristía, el sacramento de la Confirmación constituye el conjunto de los “sacramentos de la iniciación cristiana”, cuya unidad debe ser salvaguardada.
  • La recepción de este sacramento es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal y hace posible que quien lo recibe esté más íntimamente unido a la Iglesia y lo enriquece con una fortaleza especial del Espíritu Santo. Por tanto, está obligado aún más, como auténtico testigo de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras.
  • Todo bautizado, no confirmado, puede recibir este sacramento. Y sólo se recibe una vez.
  • La parroquia prevé un tiempo de preparación y catequesis para jóvenes y adultos cuya duración aproximada será de octubre a mayo, a razón de un encuentro semanal.  La preparación para la Confirmación debe tener como meta conducir al cristiano a una unión más íntima con Cristo, a una familiaridad más viva con el Espíritu Santo, su acción, sus dones y sus llamadas, a fin de poder asumir mejor las responsabilidades apostólicas de la vida cristiana. Por ello, la catequesis de la Confirmación se esforzará por suscitar el sentido de la pertenencia a la Iglesia de Jesucristo, tanto a la Iglesia universal como a la comunidad parroquial, que tiene una responsabilidad particular en la preparación de los confirmandos.
  • Para recibir la Confirmación es preciso hallarse en estado de gracia. Conviene recurrir al sacramento de la Reconciliación para ser purificado en atención al don del Espíritu Santo. Hay que prepararse con una oración más intensa para recibir con docilidad y disponibilidad la fuerza y las gracias del Espíritu Santo.
  • Conviene que los candidatos busquen la ayuda espiritual de un padrino o de una madrina que hayan sido confirmados y vivan conforme la gracia de este sacramento. Conviene que sea el mismo que para el Bautismo a fin de subrayar la unidad entre los dos sacramentos.

Requisitos para quienes deseen recibir la Confirmación

  • Junto con la inscripción cumplimentada, será necesario adjuntar la nota de bautismo.
  • Para  colaborar con el sostenimiento de la parroquia, cada candidato aportará 20 euros (2,50 euros por cada uno de los ocho meses de duración) que servirán también para sufragar los gastos del material. Si alguien no pudiera hacer frente a esta cantidad deberá informar al catequista responsable.
  • La duración de las catequesis preparatorias será de octubre a mayo, una vez a la semana.
  • El confirmando participará en las catequesis, celebraciones sacramentales y actividades parroquiales.
  • Los niños en la etapa de preparación al sacramento de la Eucaristía serán confirmados a lo largo del último ciclo de la catequesis infantil.
  • La elección del padrino o madrina será responsabilidad del conformando.
  • Antes de la celebración de este sacramento habrá un día de ensayo en el que también deberá estar la persona elegida para ser padrino o madrina.

Requisitos para los padrinos de la Confirmación

  • No pueden ser los padres del confirmando. Se recomienda que sea el mismo padrino o la misma madrina de Bautismo, o cualquier otra persona que viva con coherencia la fe cristiana en la Iglesia Católica.
  • Debe haber recibido el sacramento de la Confirmación con anterioridad y haber pasado un tiempo necesario para que la gracia recibida actúe.
  • El padrino o la madrina debe aportar a la parroquia su propia nota de Confirmación  antes de la Confirmación de su ahijado.

Enlaces de interés sobre la Confirmación